CMPC dona computadores a alumnos de Puente Alto para que puedan seguir estudiando e ingresar a la educación superior

Los estudiantes son parte del programa EFIES de Formando Chile y la empresa
Los estudiantes son parte del programa EFIES de Formando Chile y la empresa

La pandemia por coronavirus no sólo cambió la forma en que la sociedad se relacionaba, trabajaba, se movilizaba, compraba, entre otras costumbres, sino que también cambió cómo los jóvenes se preparaban para la Prueba de Transición (PTU) que reemplaza a la Prueba de Selección Universitaria (PSU).

Así lo han tenido que vivir los alumnos del programa Escuela de Formación para el Ingreso a la Educación Superior (EFIES) que por segundo año consecutivo beneficia a estudiantes de III° y IV° Medio de Puente Alto, ya sean vecinos de la comuna o hijos de colaboradores de CMPC, y que es una iniciativa de la empresa junto a Formando Chile.

De estar acostumbrados a clases presenciales realizadas en la planta de CMPC Biopackaging-Corrugados, los alumnos tuvieron que adecuarse para continuar con los estudios de manera virtual para cumplir con el distanciamiento social y las cuarentenas. Sin embargo, durante el primer semestre algunos jóvenes disminuyeron su participación o simplemente la suspendieron por no tener algún equipo tecnológico que le permitiera seguir las clases en su totalidad o de manera adecuada.

Donación de Computadores

Confiada en que los jóvenes son el futuro de la comuna y del país, y que la crisis por el coronavirus no debiera interferir en alcanzar el sueño de ingresar a la educación superior, CMPC donó el martes 7 de julio doce computadores a alumnos de EFIES para que puedan seguir preparándose para la PTU y eventualmente poder complementar sus estudios una vez que hayan ingresado a la universidad, instituto profesional o formación técnica.

Los equipos fueron entregados presencialmente en la casa de los alumnos por el subgerente de Asuntos Públicos de CMPC, Francisco Torrealba, y Carolina Araya, jefe de Relaciones Laborales y Beneficios de CMPC Biopackaging-Corrugados.

El director ejecutivo de Formando Chile, Pablo Hormazábal, agradeció la gestión por parte de CMPC. “Dado esta pandemia, un grupo de estudiantes no se podía conectar debido a que no contaban con el dispositivo para hacerlo, como computador o tablet. Gracias al aporte de CMPC vamos a entregarles 12 computadores, lo que permitirá su conexión al colegio y también al programa de Formando Chile. Estamos muy felices y sólo agradecer este aporte extra de CMPC”.

Lee También:   Ondamedia.cl lanza ciclo de estrenos chilenos durante el segundo semestre

Amelie Saavedra, una de los 12 alumnos de EFIES que se vieron beneficiados, compartía su computador con tres hermanos y cuenta que debido a eso a veces no podía entrar a las clases ni estudiar. “Fue una gran sorpresa que CMPC me regalara un computador. Ahora voy a poder estudiar sin problemas”.

Por su parte, Francisco Torrealba asegura que “CMPC lleva 100 años presente en Puente Alto. Hemos visto surgir varias generaciones, a la comuna crecer y desarrollarse, lo que avala que con el compromiso y trabajo en conjunto con la comunidad se pueden lograr grandes cosas. Es por eso que hoy continuamos con el compromiso de apoyar a los jóvenes estudiantes, que son el futuro de la comuna y del país, entregándoles una herramienta que les permita continuar con su sueño de ingresar a la educación superior y que no se vea frustrado por las condiciones otorgadas por la nueva realidad debido a la contingencia”.

EFIES en Puente Alto

EFIES es un programa que busca entregar herramientas académicas (preuniversitario de Matemática y Lenguaje) y socioemocionales (a través de talleres vocacionales, de autoconocimiento y de información de becas y créditos) para que jóvenes puedan aumentar sus posibilidades de acceso a la universidad, formación técnica o institutos profesionales.

La iniciativa se está realizando por segundo año consecutivo en Puente Alto gracias a una alianza entre Formando Chile y CMPC. Este año el programa comenzó el 29 de febrero y cuenta con más de cien jóvenes.

Debido a la pandemia por coronavirus, las clases presenciales fueron sustituidas por clases virtuales, en la que los martes se envía todo el material de lenguaje, matemática y taller que corresponde resolver para ser trabajado por los alumnos, con plazo hasta el viernes de la misma semana. El sábado los profesores realizan jornadas de retroalimentación para resolver dudas, comentar respuestas y actividades desarrolladas por los estudiantes, trabajando en conjunto a través diversas plataformas.

.