Consejos para preparar el “desconfinamiento” de su auto

El prolongado período de confinamiento en varias regiones del país puede afectar la mantención y el funcionamiento de su automóvil. Los expertos aseguran que para no tener problemas cuando retorne la movilidad, hay que considerar algunos aspectos esenciales para su cuidado.

Lo primero es revisar los neumáticos, ya que “es normal que cuando están detenidos durante mucho tiempo, pierdan presión, lo que sucede hasta con los de las bicicletas” explica Fabián Bayas, gerente de automóvil y carcenter de Sodimac. Según comenta, la pérdida puede ser mayor si es que las gomas han perdido sus características originales como el dibujo, o presentan pinchazos o algún otro tipo de daño.

“Esto es especialmente preocupante si se considera que durante estos meses muchos automóviles pueden haber vencido su revisión técnica, y deberán enfrentar un proceso de renovación en que los neumáticos son una de las principales razones de rechazo”, comenta el experto. Para revisar la presión, se utiliza un manómetro y existen compresores para inflarlos que lo traen incorporado.

Otro de los aspectos esenciales es la batería. Sin actividad, no tienen posibilidad de cargarse y las bajas temperaturas, propias del invierno, facilitan que pierdan su carga. Una manera simple de chequear su estado es revisar si el auto enciende al primer contacto, pero no es recomendable hacerlo a las horas más frías del día. Si presenta problemas, existen tres alternativas: ayudar el encendido con un cargador, hacer “puente” con cables, o cambiar la batería.

En el mercado existen cargadores muy eficientes y prácticos “que son un poco más grandes que un celular y que se pueden guardar en la guantera” comenta Bayas. Se trata de dispositivos que incluso determinan la polaridad, por lo que son muy prácticos para personas que no tienen conocimientos mecánicos.

Lee También:   Puente Alto nuevamente superó la barrera de 600 casos activos con coronavirus

Según el experto, un aspecto que debería tomar más relevancia es la limpieza interior de los vehículos. La acumulación de polvo en los ductos de ventilación puede ayudar a mantener virus y bacterias, por lo que una adecuada mantención puede ser indispensable al momento de retomar la actividad. “Asear los ductos es relativamente fácil con líquidos y aerosoles que se aplican directamente en las rejillas de calefacción”, dice Fabián Bayas. Aclara que es importante seguir las indicaciones del fabricante porque, por ejemplo, puede ser necesario cambiar las tomas de aire del automóvil para hacerlo recircular en el interior.

“Otro tema muy importante es lo que llamo la visión clara, porque llevamos varios meses detenidos y el sol y las temperaturas suelen dañar las plumillas” explica. Esto, que parece muy simple, puede ser crucial en meses en que la oscilación térmica que hace que se empañen los vidrios, las lluvias u otros factores, pueden causar accidentes. Si las plumillas están en buenas condiciones, quizás contar con un liquido que evite condensación en parabrisas puede ser de mucha ayuda.

.