Estudiantes puentealtinos destacan en prueba de acceso a educación superior gracias a preuniversitario gratuito

A la generación de cuartos medios 2020 no le tocó fácil. En 2019, cuando los estudiantes estaban empezando a enfrentarse al mundo posterior al colegio a través de los primeros ensayos o preuniversitarios en su penúltimo año de aprendizaje escolar, llegó el estallido social, panorama que cambió incluso la admisión a la educación superior, reemplazando la Prueba de Selección Universitaria (PSU) por la Prueba de Transición (PDT).

Luego, cuando la situación se estaba empezando a normalizar, en marzo del año siguiente llegó la pandemia, reemplazando todo tipo de clases y ensayos presenciales al modo virtual, sin contacto directo con los profesores y compañeros.

Pero ambas situaciones no afectaron el rendimiento de Joaquín Figueroa, puentealtino de 17 años perteneciente al Colegio Los Aromos, quien el jueves pasado se enteró que obtuvo un promedio de 690,5 puntos en la PDT (643 en Comprensión Lectora y 738 en Matemáticas), puntaje con el que pretende matricularse en Ingeniería Informática en la Universidad de Chile.

“En Matemáticas estaba confiado que me iba a ir bien. Ciencias fue una sorpresa, me fue mejor de lo que esperaba”, precisó.

Pero Joaquín no siempre fue “mateo”. Cuenta que hasta Octavo Básico no le iba bien en el colegio, que le costaba, pero ya en Primero Medio tuvo “un cambio de switch” y se empezó a enfocar en el NEM (Notas de Enseñanza Media), cuyo puntaje fue de 727.

Fue a fines de 2018 cuando conoció a través de la empresa en la que trabaja su papá, CMPC, que se estaban abriendo cupos para el preuniversitario gratuito que ofrece la compañía junto a la organización Formando Chile para hijos de colaboradores y vecinos de Puente Alto: Escuela de Formación para el Ingreso a la Educación Superior (EFIES).

Estando en Tercero Medio y sin saber cuál era su área más fuerte, conoció a personal de EFIES que lo guiaron en todo el proceso, “hasta ahora que me tengo que matricular me siguen acompañando”, cuenta Figueroa.

Si bien admite que la preparación académica de EFIES le ayudó mucho, ya que el año pasado en particular estudió casi sólo con los ensayos que le mandaban, recalca que es la formación vocacional lo que más le ayudó.

“No tenía idea de nada, y ellos me aconsejaron cómo mirar las carreras, y gracias a ellos reapunté, porque fue difícil estudiar sin un objetivo claro, y me decidí por Ingeniería en Informática”, afirma.

Joaquín también agrega que “lo que hace a EFIES diferente de otros preuniversitarios es la calidad humana. Se genera buena onda de curso, los profesores son jóvenes y saben llegar a los estudiantes, se nota que tienen vocación”.

Joaquín no fue el único alumno con buen rendimiento y que postulará a alguna de las ingenierías. También está el caso de Natacha Zúñiga y Edinson Hanglin.

Natacha, quien ponderó 546 puntos en la PTU, asegura que “la verdad sentí que me fue bien porque me alcanza para lo que quiero estudiar en la universidad, lo que me gusta”, por lo que postulará a Ingeniería Civil Industrial en la Universidad Finis Terrae.

Mientras que Edinson, quien obtuvo 590 puntos en Comprensión Lectora, 636 en Matemática y 564 en Ciencias, afirma que quiere estudiar Ingeniería Civil Industrial en la Universidad de Santiago.

Edinson concuerda con su compañero Joaquín, asegurando que “desde el primer día sentí el apoyo que EFIES brindaba a los alumnos. La preocupación por cada uno de nosotros. Me dieron la confianza necesaria para afrontar tanto desafío que hubo que superar el pasado año en la preparación de la prueba”.

Para este año, el programa EFIES tendrá 120 alumnos de la comuna, entre III y IV Medio, y las clases se realizarán de manera virtual hasta que la contingencia permita retornar a las salas de clases, ubicadas en la planta de CMPC en Puente Alto.

Según el subgerente de Asuntos Públicos de CMPC, Francisco Torrealba, “felicitamos a todos los alumnos que fueron parte de nuestro programa EFIES y que rindieron la PTU. Independiente de cada resultado, estamos seguros que el 2020 fue de grandes aprendizajes, tanto en lo académico como en lo social y vocacional, y que pese a los obstáculos enfrentados el año pasado, lograron terminar con el programa y superar cada barrera, y eso ya es un gran logro”.

.